“Calentando motores” con el comienzo de este año 2021

El pasado año 2020 ha sido un año bastante especial. Ha aportado cosas buenas y otras no tantas, pero sobre todo creo que nos ha enseñado muchísimo.

A pesar de lo diferente que pudo ser, personal y profesionalmente, me resultó un año además de histórico y memorable, porque pasará a la historia, un año de aprendizaje, reflexión y agradecimiento a la vida.

Ahora, bueno… desde que comenzara este nuevo año estoy “calentando motores”, para poder afrontar nuevas propuestas que han ido llegando con el comienzo de esta “nueva normalidad”, sin desvincularme del proceso de investigación que estoy llevando a cabo, para culminar mi trayectoria académica como doctora en temas relacionados con género.

Nunca me planteé realizar una investigación doctoral, pero la verdad es que la concilio con mis otras ocupaciones de forma ilusionante. Quien me conoce sabe lo inquieta que soy y quien no, creo que ya lo empieza a imaginar. Lo que vengo a decir es que ha sido todo un descubrimiento precioso. Este proceso investigador me ayuda a seguir muy de cerca a las mujeres en situaciones de extrema vulnerabilidad estructural, que han sobrevivido a la violencia de género alimentando mis ganas por seguir aportando mi granito de arena, en un universo y en una historia atravesadas por la desigualdad femenina.

Así que comienzo este nuevo año con las ilusiones y las energías renovadas, para seguir disfrutando de todo lo que hago y hacer todo aquello de lo que disfruto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

“actuar sobre la realidad
y cambiarla, aunque sea
un poquito, es la única manera
de probar que la realidad
es transformable”

Eduardo Galeano